Category Archives for Té Oolong

Qué Es el Té Oolong (Té Azul) y qué Beneficios Te Aporta

El té oolong no es un té negro ni un té verde. Y aunque se llame té azul tampoco tiene color azulado, esta variedad de la Camellia sinensis cae en su propia categoría de té

Sin embargo, el té oolong puede acabar con más características de té negro o más características de té verde dependiendo de la dirección que tome el maestro del té en su procesamiento.

Si te preguntas para qué sirve este té de origen chino y cuáles son sus beneficios, sigue leyendo.

¿Qué Es el Té Oolong o Té Azul?

El té oolong o té azul es un té chino que cuenta con características tanto del té verde como del té negro.

Los orígenes del té azul se encuentran en China, donde se produce, principalmente en la provincia de Fujian. Aunque más tarde fue exportado a Taiwan donde aún se sigue produciendo.

Es, como todos los tés verdaderos, producido a partir de la planta conocida como Camellia sinensis.

Cuando la oxidación del té se encuentra entre el té verde y el té negro se llama “té oolong o té azul”. Es el té más complicado de fabricar, pues se deben seguir un mayor número de pasos para fabricar que en cualquier otro tipo de té. 

Es por eso que té oolong nos llega en una gran variedad de formas y colores diferentes.

El té azul está hecho de largas hojas de té, y terminado en distintas apariencias y colores de un marrón nuez hasta un verde agrisado.

Cada variedad de oolong es única y depende tanto de la región que la produce como de la capacidad de los maestros de té para personalizar cada cosecha y cada variedad.

Copa de té oolong chino con una tetera tradicional sobre un fondo blanco

Cómo se Produce el Té Azul

Por lo general, el té oolong chino se somete a proceso de producción que consta de 10 pasos, lo que lo convierte como ya hemos visto en el té más complicado de producir.

Todo esto hay que hacer para que puedas disfrutar de una placentera taza de té oolong:

  1. Las hojas se arrancan
  2. Se extienden y se dejan marchitar al sol en pantallas de ventilación durante varias horas.
  3. Se les va dando vueltas a las hojas periódicamente para que se seque uniformemente.
  4. El marchitamiento genera calor interno.
  5. Y cuando la hoja está lo suficientemente marchita, se lleva a la fábrica del té para que se enfríe.
  6. La hoja entonces se manipula y se enrolla en un proceso que dura 9 horas.
  7. Si el trabajo nocturno ha ido bien, al día siguiente se aplica calor a la hoja para parar una mayor oxidación.
  8. Después, se gira y se aprieta suavemente la hoja (a mano o a máquina) para darle forma y llevar los líquidos y el aceite a la superficie de la hoja.
  9. Las hojas entonces se vuelven a resecar o cocinar en cestas de bambú sobre hogueras de carbón.
  10. Por último, se deja enfriar la hoja y el proceso habrá terminado.
té tieguanyin oolong fresco

Beneficios del Té Oolong o Té Azul

Al igual que sucede con el té negro y el té verde, el té azul contiene variedad de beneficios como vitaminas, minerales y los siempre útiles antioxidantes.

Algunos de los principales antioxidantes que encontramos en el té oolong, son los polifenoles, como las teaflavinas, tearubiginas y EGCG. Y son responsables de muchos de sus beneficios para tu salud (1).

El té Oolong también contiene teanina, el aminoácido culpable del efecto relajante del té (2).

1. Aumento de Energía

El té Oolong contiene un aminoácido conocido como L-teanina.

Este aminoácido ayuda a inhibir la liberación de cafeína, dando como resultado un flujo de energía más suave pero más duradera (3).

2. Pérdida de Peso

Al igual que otros tés, el té oolong puede ayudarte a adelgazar.

Podrías pensar que esto se debe al contenido de cafeína del té. Pero investigadores han comparado los efectos de la cafeína sola por un lado, y una combinación de cafeína y polifenoles del té por otro.

Y aunque ambas aumentaron la cantidad de calorías quemadas en aproximadamente un 4,8%, solo la mezcla de polifenoles de té y cafeína aumentó la capacidad de quema de grasa de los participantes (4).

Esto demuestra que las propiedades quemagrasas del té se deben al conjunto de sus propiedades y no sólo a la cafeína

3. Salud del Corazón

Por un lado, el consumo regular de los antioxidantes del té pueden mejorar la salud del corazón (5).

Por otro, estudios sobre personas que beben té de forma regular informan que su presión arterial y los niveles de colesterol se reducen, así como un menor riesgo de enfermedad cardíaca (6)

Investigadores han encontrado que las personas que beben té oolong a diario tienen un menor riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca a largo plazo (7).

4. Cáncer

Dos beneficios del té oolong son los culpables de que investigadores piensen que, al igual que el té negro y el té verde, el té chino oolong puede ofrecernos una ayuda contra el cáncer.

Uno son los antioxidantes presentes en el té, de los cuáles creen que  pueden ayudar a prevenir mutaciones celulares que pueden provocar cáncer en el cuerpo (8).

El otro son los polifenoles, del que se piensa que podrían disminuir la tasa de división celular del cáncer (9).

5. Diabetes y Colesterol

Después de un mes de consumo diario de té oolong, los pacientes con diabetes de tipo 2 de un estudio demostraron reducciones significativas en los niveles de colesterol LDL (10). 

Si bien beber té oolong no te garantiza evitar por completo la diabetes, puede ayudarte en el tratamiento de la enfermedad.

6. Salud Dental

El fluoruro, que es un compuesto que se agrega al agua del grifo en la mayoría de los países desarrollados, se encuentra de forma natural en las hojas de té azul. 

El flúor ayuda a prevenir la desmineralización del esmalte dental y las caries al reponer el calcio y el fósforo perdidos para mantener los dientes duros.

El fluoruro natural, como el que se encuentra en el té oolong, también puede prevenir las caries (11).

Otros Posibles Beneficios

El té oolong a sido asociado también a otros beneficios que vamos a enumerar a continuación, pero de los cuáles no se dispone un respaldo científico por ahora:

  • Reducir el riesgo de sufrir Alzheimer o Parkinson
  • Huesos más fuertes
  • Reducir el insomnio
  • Menos dolores de cabeza
  • Una menor presión arterial
  • Bacterias intestinales más saludables
accesorios tradicionales de la ceremonia del té oolong

Cómo Preparar el Té Oolong

Debido a que los tés oolong varían enormemente en sus niveles de oxidación y técnicas de procesamiento, muchos oolongs tendrán diferentes temperaturas ideales de preparación y tiempos de remojo.

El té oolong chino es generalmente agradable de tomar y muy divertido de experimentar con diferentes sabores.

Si quieres apreciar mejor los sabores artesanales de un delicioso té oolong, intenta evitar añadir aditivos como la leche o el azúcar.

Por lo general, el té azul está diseñado para infusionar varias veces.

Cada infusión despliega las hojas enrolladas un poco más, revelando nuevas capas del perfil de sabor previsto por el maestro que creó el té.

Puedes obtener fácilmente de 3 a 5 infusiones de un oolong de alta calidad.

Si bien cada vendedor debería incluir indicaciones claras de cómo prepararlo, te voy a dejar a continuación algunos consejos generales para preparar una taza exquisita:

Ingredientes:

  • Agua fresca y pura. De manantial si es posible.
  • 2 gramos de hojas de té oolong
  • Una tetera
  • Un colador de té
  • Una o varias tazas pequeñas

Instrucciones:

  1. Lleva el agua filtrada recién extraída a 90 ℃. Si no tienes termómetro, deja que el agua hirviendo se enfríe durante aproximadamente 2 minutos.
  2. Coloca las hojas directamente en tu tetera.
  3. Llena la tetera con agua caliente, deja que las hojas reposen 5 segundos y desecha el agua. Esto ayuda a desplegar un poco las hojas, lo que facilita una mayor extracción del sabor en infusiones posteriores.
  4. Una vez más, llena la tetera agua, vertiendo directamente sobre las hojas de forma suave.
  5. Espere unos 30 segundos y luego vierte el té a través de un colador en la taza.
  6. Repite el proceso tantas veces como quieras, dejando infusionar en cada ronda 5-10 segundos más el té. 
  7. A medida infusionas el té de nuevo, presta atención a la evolución de las hojas y la profundización del color del líquido. Lo más importante aquí es prestar atención al cambio de sabor con cada infusión.
  8. Cuando ya no sientas la fuerza del té, significa que ya has exprimido las hojas por completo.