Cómo Hacer que Te Guste el Té

group-people-clinking-cups-with-tea_23-2148219013

Seguro que existe al menos un tipo de té que te gusta.

A pesar de ser la segunda bebida más consumida en el mundo (después del agua), en España no tenemos aún la costumbre de beber mucho té.

Y si da la casualidad que lo pruebas, suele ser en bolsita, siendo el té de menor calidad.

Cualquiera que sea la razón por la que no te gusta el té, el primer paso correcto ha sido venir aquí para cambiarlo.

Vamos a contarte algunos secretos para te enamores del té.

Cómo Empezar a Tomar Té

Si tu experiencia con el té se limita al té negro ingles o a las bolsitas de té en general, estás perdiendo todo lo que una taza de té puede hacer por ti por 2 razones:

  1. El té negro inglés toma con mucho azúcar, que ni es buena para ti, y que además modifica por completo su sabor.
  2. Las bolsitas de té suelen contener los restos de la planta que no sirve para té de hojas sueltas.

A pesar de que todos los tés verdaderos vienen de la misma planta, la Camellia sinensis; el sabor, color y el aroma se diferencia enormemente en cada variedad.

Adivinar el sabor del té verde o té oolong que no has probado antes es muy difícil.

Para encontrar tu sabor debes probar diferentes tipos de té de alta calidad, para poder apreciar bien lo que ofrece cada uno.

Variedades de té verdadero: té blanco, té verde, té oolong, té pu erh, té negro.

Una gran opción a tener en cuenta son las cajas de suscripción. Son una excelente forma de probar tés diferentes cada vez, hasta encontrar tus sabores favoritos.

RELACIONADO: Tés para Principiantes: La Guía Completa

una variedad de hojas secas de té junto a una tetera

Encuentra las Mezclas de Té que Adores

Aunque cada tipo de té verdadero tiene unos beneficios y características únicas, todos vienen de la misma planta. Por lo tanto, tienen también muchas cosas en común. 

Por ejemplo, supón que no te gusta nada tomar té verde, pero te gustaría disfrutar de sus propiedades y beneficios. Puedes tomar té oolong o té blanco que comparten la mayoría de estos beneficios.

Es importante no desanimarse si la primera taza de té que tomas no es lo que esperabas.

Es más, siguiendo el ejemplo de cómo tomar té verde, hay cientos de variedades diferentes por que es muy probable encontrar un sabor que realmente disfrutes.

Hay ciertos factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de té adecuado:

  1. Sabor: qué prefieres un sabor más suave o más fuerte. 
  2. Relajación y alivio del estrés: quieres un té que aporte energía o que te relaje.
  3. Contenido en cafeína: puedes elegir un té más parecido al café o uno que no contenga cafeína.
  4. Facilidad de preparación: depende de cuantos ingredientes quieres en el té.
  5. Precio y calidad: ¿cuánto vale tu salud?

Comienza con Tés Fáciles de Preparar

A pesar de que preparar té no suele ser complicado, algunos tés son más fáciles de preparar que otros. Los tés se suelen poner amargos por 2 motivos principalmente:

  1. La temperatura
  2. El tiempo de infusión

Por este motivo, las mezclas como el té chai son el ejemplo perfecto para empezar, pues maneja temperaturas incorrectas mucho mejor que un té más delicado

Si quieres empezar tomando té verdadero puto, elige un té negro o un te verde, como la variedad de té verde japonés hojicha, qué es también bastante fácil de preparar.

Por el contrario, evita variedades más delicadas como el té blanco o el té oolong.

RELACIONADO: Cómo hacer té de forma correcta y fácil

accesorios tradicionales de la ceremonia del té oolong

No Juzgues las Hojas de Té Secas por Su Aroma

Puede que el olor de un libro bueno te encante, pero eso no garantiza que lo que está escrito dentro también te guste.

Con el té pasa algo similar. 

Oler hojas de té por primera vez puede ser una experiencia inolvidable. Pero también puede suceder lo contrario, que el olor te impida comprar o probar un nuevo té.

Ten en cuenta que encontrar tés cuyo aroma y sabor sea el mismo es muy raro. 

Algunos tés tienen muy poco aroma en seco, pero una vez los colocas en una tetera con agua caliente, abren la puerta a un mundo completamente nuevo.

Conviértelo en un Hábito

Puede que la fórmula de «comprar, preparar, y beber» no haga que te enamores del té. La mejor forma de empezar a tomar té es convertirlo en un pequeño ritual. No tiene que ser nada complicado, pero debe ser un momento especial.

Nuestro consejo es que hagas que beber té sea un ritual y lo conviertas en un hábito.

Una forma de conseguirlo, invierte en una buena tetera, una bonita taza. Tener utensilios buenos y bonitos hace que disfrutes más de todo el proceso y te motive a beber té todos los días.

Según dónde trabajes, prueba a llevar tus tés y tazas favoritos a la oficina y convierte tomar té en un hábito bonito de que te ayude a superar el día.

Combinar los beneficios para tu salud con un buen sabor convertirá el ritual de tomar té en uno de tus momentos favoritos cada día.

Hazlo Divertido

Beber té también es divertirse. El té ha sido una bebida social fundamental durante siglos, y lo sigue siendo.

Es una bebida sana, que te ayuda a adelgazar, te protege de enfermedades y que además puede ser extremadamente deliciosa.

Tienes que estar dispuesto a experimentar, a innovar.

Y qué mejor que compartirlo con familiares y amigos. Cuando encuentres un nuevo sabor o una nueva mezcla que te vuelva loco, invítalos a tomar una buena taza.

Si leyendo esto aún no te ha convencido a empezar a tomar té, prueba a seguir estos 10 consejos que te contamos a continuación.

RELACIONADO: La guía definitiva para vaporizar leche en casa

una mujer borrosa enseñando una taza en el bosque

Cómo Disfrutar el Té: 10 Consejos para Hacer Té

1. Experimenta con distintos tipos de agua

Si usas agua corriente, prueba a cambiarla por agua de manantial. El agua del grifo contiene aditivos que pueden enturbiar la bebida y modifica el sabor, mientras que usar agua destilada tampoco es lo ideal.

La solución como siempre está en la experimentación. Prueba diferentes tipos de agua embotellada y vea cuál te gusta más.

Cómo alternativa, invierte en un buen filtro de agua.

2. Experimenta con la temperatura del agua.

Un fallo habitual suele ser calentar el agua en el microondas o usar agua hirviendo para todos los tipos de té.

Algunos tés no tienen problemas con temperaturas muy altas, pero algunos como el té verde gyokuro necesitan una temperatura de 60 ℃ que puede ser complicado de calcular sin el material adecuado. 

Si no tienes a mano instrucciones para tu té en particular y no estás seguro de la temperatura correcta, es mejor pasarse de temperatura por baja que por alta.

3. Y con la relación agua/hojas

La clave para hacer el té más fuerte no es aumentar la temperatura del agua o aumentar el tiempo de infusión.

Agregar más hojas es lo que hará una taza más fuerte.

Por lo general cuando empiezas, es mejor usar más cantidad hojas para evitar un sabor muy débil y poco agradable.

4. Experimenta con el tiempo de infusión

Cuanto más tiempo dejes las hojas en el agua, más nutrientes liberarán. Pero esto no siempre es algo bueno. Algunas variedades de té causan amargura y astringencia cuando pasan más tiempo del adecuado en remojo. 

Intenta empezar por tiempo de infusión más corto, pruébalo y vuelve a remojar las hojas si no te convence.

5. Prueba diferentes estilos de preparación

Algunos tés saben mejor si los preparas con la técnica occidental, y algunos saben mejor al estilo oriental. Prueba ambos para descubrir si hay diferencias y cuál prefieres.

  • Los tés aromatizados son perfectos para preparar al estilo occidental (como el té de jazmín o la variedad del té negro Earl Grey).
  • Los tés más puros, especialmente los chinos, japoneses y taiwaneses, están producidos para alcanzar todo su sabor utilizando múltiples infusiones cortas.

6. Añade sabores como leche, miel o limón.

Muchos personas prefieren beber té sin leche ni edulcorantes. Según la variedad y sobre todo la calidad del té, puede ser lo mejor.

Sin embargo, algunos tés son más agradables si le añades un poco de leche o miel.

Por ejemplo, los tés negros ingleses son mezclas que se beben casi exclusivamente con leche. Algunos tés verdes, oolong y blancos pueden ser muy delicados, y deberías tomarlos solos para disfrutar todo su sabor.

Recuerda que si encuentras el sabor del té demasiado débil, aumenta la cantidad de hojas.

7. Conviértelo en un latte.

Los cafés de Starbucks son increíblemente dulces debido a la gran cantidad de azúcar que tienen, aún así, sin espuma de leche no serían lo mismo.

Puedes hacer lo mismo con una taza de té, hazte un favor y prueba un matcha latte o un chai latte y descubrirás que tomar una bebida saludable puede ser igual de bueno que llenar tu cuerpo de azúcar.

Lo mejor es que puedes convertir prácticamente cualquier tipo de té o infusión de hierbas en un latte.

8. Haz tu propia mezcla

Los sabores del té verdadero se suelen realzar con un perfumando o aromatizando. Recuerda que puedes hacer esto tú también.

Ejemplo de esto es el té de jazmín, té verde mezclado con hojas de jazmín.

Puedes hacer la combinación que prefieras, el límite lo pones tú.

Prueba a mezclar tés verdaderos entre ellos, como por ejemplo una mezcla de té verde y té pu erh, añadiendo un poco de limón o jengibre.

9. Evita el té muy frío o muy caliente.

Todos los tés cambian de sabor cuando se enfrían.

El té se disfruta plenamente cuando está tan caliente para notarlo en las manos, pero lo suficientemente frío como para no quemarte. 

La ciencia dice que la temperatura óptima del té está alrededor de 60 grados centígrados.

10. Té Helado

Si quieres té frío lo ideal es hacerlo adecuadamente.

Existen distintas formas de prepararlo pero hay una tan simple que no hace falta hacer casi nada.

Vierte aproximadamente 1.5 litros de agua tibia sobre 2 cucharadas de hojas de té y déjalo reposar durante la noche en la nevera (mejor en un recipiente de cristal).

Te sorprenderás con un perfil de sabor completamente nuevo y sin nada de amargura.

RELACIONADO: Cómo Hacer Té Helado de 3 Formas Diferentes

Como siempre, recuerda que este no es un consejo médico y te recomendamos que consultes con un profesional en caso de duda.

Miguel Medina

Miguel Medina

Soy un eterno aprendiz de la vida. Mi objetivo es hacer té delicioso de forma fácil.
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Recibe cosas chulas en el correo

¡ÚNETE AL CLUB!

Además, podrás descargar las guías rápidas para hacer té de forma fácil.