Las 7 Mejores Infusiones para la Tos

portada-infusiones-tos

La tos es un mecanismo que tiene tu cuerpo bien para evitar que aspires cuerpos extraños o bien para liberando las vías respiratorias. Normalmente tiene un efecto protector, pero otras veces es excesiva y sin utilidad, pudiendo ser incluso dañina.

Y es que la tos puede ser muy molesta, dejándote sin energía durante el día e impidiéndole descansar por la noche cuando quieres dormir. Sin ir más lejos, es el síntoma más común por el que se visita al médico.

Ya que los medicamentos siempre deben ser el último recurso para no abusar de ellos, lo normal es buscar primero un remedio casero para la tos.

En este artículo vamos a analizar las mejores infusiones y tés para calmar la tos probadas por la ciencia, además de algunos otros trucos que te pueden ayudar.

La Miel, el Complemento Perfecto

El problema de muchas infusiones, es que a pesar de tener muchos beneficios para la salud, no están especialmente buenas. Por suerte, existen también edulcorantes naturales como la miel, que además de endulzar nuestra bebida puede ser muy útil, especialmente para quitar la tos.

Si has leído nuestro artículo sobre los mejores tés para el resfriado, sabrás que la miel, además de aliviar el dolor de garganta, es un remedio natural para la tos. La miel es sin duda nuestra opción preferida cuando sufres picor de garganta y tos.

Pero no sólo lo pensamos nosotros. Se han realizado estudios en niños que demuestran que la miel es muy eficaz para aliviar la tos nocturna y mejorar el sueño. De hecho, se ha demostrado que la miel puede ser un remedio más eficaz que el dextrometorfano, un medicamento para la tos (1).

Miel y pimienta

Si tu problema es que tienes mucosidad en la garganta, tenemos una solución para tí. Consiste en tomar varias cucharadas de miel durante el día, pero añadiendo también un poco de pimienta. Esto te ayuda a eliminar las flemas que te irritan la garganta.

Infusiones para la Tos

1. Infusión de Regaliz

La raíz de regaliz es un remedio natural con muchos usos, desde ayudar a controlar la inflamación, hasta eliminar algunas bacterias, hongos y virus (2). Además, cuenta con propiedades tanto antiinflamatorias como antioxidantes.

En el caso que nos interesa, un estudio en ratones encontró que los componentes del regaliz podrían disminuir la frecuencia de la tos hasta en un 78% (3). Además, los compuestos de regaliz pueden actuar como expectorantes, reduciendo la mucosidad, algo ideal cuando tienes tos productiva.

En definitiva, se puede decir que la raíz de regaliz quita la tos, y la mejor manera de consumirla es en una infusión.

Pero ten en cuenta que no es para todo el mundo. Por un lado, las mujeres embarazadas deben evitarla. Además, no se debe consumir en grandes cantidades.

Guía Rápida de Preparación:

TÉ: 5 gr de raíz de regaliz
AGUA: 
1 vaso (250ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
10-20 minutos

2. Infusión de Jengibre

El jengibre tiene, al igual que el regaliz, grandes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes (4). Además, cuenta con unos compuestos que podrían ayudar a aliviar la irritación de la garganta causada por la tos.

Por otro lado, el jengibre también tiene componentes que pueden relajar los músculos de las vías respiratorias (5).

Por lo tanto, se puede decir sin que el jengibre es unas de las mejores infusiones para la tos seca. Combina la infusión de jengibre con miel y limón y tendrás la infusión definitiva para calmar el picor de garganta y la tos.

«Nuestra receta detallada de esta infusión de jengibre aquí»

Ahora bien, procura evitar grandes cantidades de jengibre fresco, ya que podría causar algunos efectos secundarios como diarrea o irritación.

Guía Rápida de Preparación:

TÉ: Un trozo de jengibre fresco de unos 5 cm
AGUA:
 2 vasos (500ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN:
 10 minutos

3. Infusión de Malvavisco

La raíz de malvavisco se lleva utilizando en la medicina tradicional durante siglos para aliviar la tos, los resfriados y los problemas de la piel. Es más. sus beneficios para calmar la tos productiva han sido probados por la ciencia (6).

Por lo tanto, se puede decir que si tu problema es la tos con mocos, las enzimas del malvavisco parecen aflojar las cosas pegajosas que tienes dentro y combatir las bacterias. 

Eso sí, no dejes que el nombre te engañe, la infusión de malvavisco sabe más a hierba y a tierra que a caramelo.

Como punto negativo, la raíz de malvavisco puede afectar la absorción de los medicamentos tomados por vía oral. Por lo que si estás tomando medicamentos, bebe la infusión unas cuantas horas antes.

Guía Rápida de Preparación:

TÉ: 5 gr de raíz de malvavisco
AGUA: 
1 vaso (250ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
10-20 minutos

4. Té Verde

Cada vez hay menos dudas de que el té verde es el más saludable del mercado. Y es que es bueno desde para adelgazar, pasando por los problemas de estómago hasta para los gases. Además, el té verde te aporta una energía duradera ideal para contrarrestar el cansancio provocado por el resfriado.

Ahora bien, se ha demostrado que la forma más eficaz para quitar la tos con el té ver es hacer gárgaras (7), en parte gracias a sus compuestos antiinflamatorios. Sus compuestos antimicrobianos te pueden ayudar también a evitar el crecimiento de algunas bacterias causadas por el virus del resfriado.

Existen una gran variedad de tés verdes, siendo los tés verdes japoneses los más famosos, como el conocido té matcha, que gracias a su mayor concentración, tiene más propiedades para la salud. Si prefieres un té verde chino, te recomendamos empezar por el té gunpowder.

Cómo el té verde tiene teína, no es el más recomendado para tomar por la noche. Es mucho más útil cuando lo tomas a primera hora de la mañana o al mediodía.

Guía Rápida de Preparación:

TÉ: 2 gr de hojas de té verde
AGUA: 
1 vaso (250ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 80°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
3 minutos

«Aprende a preparar una taza de té correctamente aquí»

Pero hay más.

Para tenerlo siempre a mano, puedes descargar unas guías muy prácticas para no olvidar nunca cómo se prepara una taza de té perfecta. Sólo tienes que introducir tu correo en el formulario que aparece a continuación.

Únete a la lista de correo

No te pierdas las cosas chulas que te mandamos al email y consigue las guías rápidas para hacer té de forma fácil.

5. Infusión de Tomillo

Es cierto que puede resultar extraño preparar una infusión de tomillo. Lo habitual es usar el tomillo más para cocinar que para beber. Pero si estudias sus propiedades puedes comprobar que se trata de un gran remedio casero para la tos.

Estudios sugieren que la actividad antimicrobiana del tomillo podría ayudar a combatir los gérmenes y la inflamación que causan la tos (8).

Puedes consumir el tomillo añadiendo las hojas a la comida, o puedes prepararla en infusión, bien sólo o bien mezclado con otras hierbas calmantes para la garganta y la tos como puede ser la hiedra.

Ten en cuenta que hay personas alérgicas al tomillo y a especias relacionadas. Si es así, evita la infusión de tomillo.

Guía Rápida de Preparación:

TÉ: 2 gr de tomillo
AGUA: 
1 vaso (250ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 
100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
10 minutos

6. Infusión de Menta

La menta es una planta increíble y sirve para una gran variedad de propósitos, incluido el resfriado común, problemas digestivos y dolores de cabeza.

La sensación fresca y mentolada de la menta o hierbabuena puede aliviar temporalmente el dolor de garganta y facilitar la respiración. Además, la ciencia ha demostrado que tiene propiedades antimicrobianas y antioxidantes que podrían ayudar a protegerse de los gérmenes (9).

Lo mejor que tiene la menta es que es muy fácil de cultivar, muy barata y la puedes preparar sóla o bien mezclarla con el té verde o con cualquiera de las otras plantas que te hemos presentado en este artículo.

RELACIONADO: Cómo Hacer Té de Menta de 6 Formas Diferentes

Inhalación de vapor

Si tienes tos productiva con mocos que no te deja respirar, existe un truco que te puede ayudar a aliviar la congestión del pecho y reducir los ataques de tos.

Pon a hervir agua en una olla y añade hojas de menta fresca. Cuando haya hervido, retírala del fuego, cúbrete la cabeza con una toalla para concentrar todo el vapor y realiza inhalaciones durante un rato.

Guía Rápida de Preparación:

TÉ: 2 gramos de hojas sueltas de menta
AGUA: 
2 vasos (500ml)
TEMPERATURA DEL AGUA: 
100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
5-10 minutos

«Nuestra receta detallada de la infusión de menta aquí»

7. Infusión de Manzanilla

El té de manzanilla es mundialmente famoso por sus propiedades calmantes, pero también lo es por ayudar con los problemas respiratorios relacionados con el resfriado común. Pero al igual que sucede con el té verde, la infusión de manzanilla es más útil para calmar la garganta haciendo gárgaras.

Dado que reduce el estrés y promueve la relajación, tanto tomar una infusión de manzanilla cómo hacer gárgaras con ella es especialmente útil por la noche. Combinándola con miel, obtienes una combinación espectacular para relajarte, respirar bien y poder descansar.

RELACIONADO: Cómo Hacer una Infusión de Manzanilla de 5 Formas Diferentes

Guía Rápida de Preparación:

TÉ: 2 cucharaditas de flores de manzanilla
AGUA: 
1 vaso (250ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 
100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
5 minutos

«Nuestra receta detallada de la manzanilla aquí»

Otros Remedios Caseros para la Tos

Si bien las infusiones son ideales para calmar la tos, existen otros remedios naturales que pueden complementar y potenciar las propiedades para la tós de las infusiones.

¿Quieres conocerlos?

  • Otros líquidos calientes
    Lo importante aquí como dice el titulo es que esté calentito. Esto puede incluir caldos y sopas. Puede que una sopa con ajo, como vamos a ver a continuación.
  • El poder del ajo
    Algunas personas no pueden soportar el olor del ajo y otras lo comen incluso crudo. La cuestión es que comer ajo ayuda a combatir las flemas que causan la tos. Si no vas a besar a nadie, el ajo es un remedio casero para la tos a tener muy en cuenta.
  • Cebolla para dormir
    El siguiente remedio natural digno de abuela te puede sorprender, pero es muy efectivo si no puedes dormir por la noche. Consiste en cortar una cebolla en varios trozos, ponerlos en un plato, añadirles un chorrito de agua y dejar el plato en la mesita de noche o en algún lugar cerca de la cama. ¿Cómo funciona? Tanto la cebolla como el agua humidifican el ambiente de la habitación ejerciendo de mucolítico, lo cual a su vez alivia la tos.
  • Respirar humedad
    Si no dispones de menta y sufres de tos y mocos, respirar humedad puede ayudar a calmar las vías respiratorias irritadas y reducir la mucosidad. Para ello, puedes usar un humidificador o simplemente tomar una ducha caliente.
  • Gárgaras con agua salada
    Si ya hemos visto que hacer gárgaras con el té verde o la manzanilla es muy efectivo, hay otra manera aún más fácil. Para ello, llena un vaso con agua y añade una cucharadita de sal. Hacer gárgaras con agua salada puede ayudar a aliviar una garganta dolorida o irritada por la tos.
  • Medicamentos para la tos
    La última opción, si nada de lo que hemos visto parece funcionar, es acudir a las pastillas para la tos. Sin embargo, recuerda usar estos medicamentos en niños menores de 6 años, ya que los efectos secundarios pueden ser muy peligrosos.

NOTA: Teniendo en cuenta que la tos seca es uno de los síntomas del COVID-19, es más importante que nunca que consultes información especializada en lugar de intentar tratarte por tu cuenta.

Como siempre, recuerda que este no es un consejo médico y te recomendamos que consultes con un profesional en caso de duda.

Miguel Medina

Miguel Medina

Soy un eterno aprendiz de la vida. Mi objetivo es hacer té delicioso de forma fácil.
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Recibe cosas chulas en el correo

¡ÚNETE AL CLUB!

Además, podrás descargar las guías rápidas para hacer té de forma fácil.