Cómo Hacer Té Rooibos de 5 Formas Diferentes

recetas-rooibos

Hoy vamos a enseñarte cómo hacer té rooibos con nuestras recetas favoritas.

Es una bebida muy fácil de preparar y muy divertida.

El rooibos tiene un sabor dulce y es una planta muy resistente que no se pone amarga fácilmente.

Es decir, no desarrolla sabores amargos cuando si se prepara con agua muy caliente o si la dejas en infusión durante más tiempo de la cuenta.

Además no tiene cafeína, por lo que la puedes tomar a cualquier hora del día.

¿Preparado para descubrir una de tus nuevos tipos de té favoritos?

Las Mejores Recetas con Rooibos

1. Té rooibos estándar

Preparar rooibos es muy sencillo.

A pesar de ser un té naturalmente dulce, a veces se prepara de manera similar al té negro, con un chorrito de leche y edulcorante como el azúcar o la miel.

La receta ideal para la primera vez que pruebes el rooibos.

Ingredientes:

TÉ: 2 gr de té rooibos
AGUA: 
1 vaso (250ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
5-12 minutos

Instrucciones:

PASO 1: Pon el agua a hervir.

PASO 2: Introduce las hojas de rooibos en la tetera y añade el agua.

PASO 3: Tapa la tetera e infusiona durante 5 minutos.

PASO 4: Retira las hojas y vierte la infusión caliente en una taza.

Consejos:

  • El rooibos puede infusionarse hasta 12 si deseas un sabor más fuerte.
  • Es una bebida dulce que se puede tomar sóla.
  • Atrévete a experimentar con diferentes tipos de leche o edulcorantes.

2. Té Rooibos frío con Melocotón

En verano lo que pegan son bebidas frías, incluso heladas. Y qué mejor que aprovechar la dulzura del rooibos con una fruta espectacular como es el melocotón.

Si no tienes melocotones a mano, podrías usar otra fruta como manzana o fresas.

Aunque siempre recomendamos té suelto, el rooibos suele venir en trozos muy finos y pequeños, y una bolsita de té te facilita mucho la vida. Por lo tanto, si no tienes bolsitas donde guardar el té suelo, usa bolsitas de té comerciales para hacer rooibos frío.

Ingredientes:

TÉ: 
– 6 gr de té rooibos o 4 bolsitas de té
– Un melocotón fresco en rodajas
– Edulcorante al gusto
AGUA: 
6 vasos (1 litro y medio)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 del tiempo
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
12 horas

Instrucciones:

PASO 1: Agregue las bolsitas de té y las rodajas de melocotón a una jarra grande.

PASO 2: Vierta el agua y remueve.

PASO 3: Deja en infusión toda la noche en la nevera.

PASO 4: Retire las bolsitas de té y los trozos de melocotón y sirve en una taza.

Consejos:

  • Aunque ya tiene un sabor muy bueno, si quieres puedes añadir miel al gusto.

3. Rooibos latte de vainilla

Los lattes están de moda, y de forma merecida. Están buenísimos. Habitualmente, si piensas en un té latte, seguro que piensas en matcha o chai, pero puedes hacer un latte de cualquier té, incluso de rooibos.

El secreto está en conseguir un espumador de leche, y prepárate porque tu vida va a cambiar a mejor.

Se trata de una receta bastante simple, ya que principalmente contiene rooibos y leche. Por eso, para hacerla un poco más especial, vamos a añadir miel, extracto de vainilla y un toque de canela para preparar una bebida increíblemente buena.

Ingredientes

UTENSILIOS:
– Espumador de leche
– Tetera y taza de té
TÉ: 
– 2 gr de té rooibos
– Extracto de vainilla
– Miel
– Canela
LECHE: Espuma de leche al gusto
AGUA: 
1 vaso (250ml)
TEMPERATURA DEL AGUA:
 100°C
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
5 minutos

Instrucciones 

PASO 1: Hierve el agua.

PASO 2: Introduce las hojas de rooibos en la tetera y añade el agua caliente.

PASO 3: Tapa la tetera e infusiona durante 5 minutos.

PASO 4: Retira las hojas y vierte el té en una taza.

PASO 5: Añade la miel y extracto de vainilla y mezcla bien.

PASO 6: Prepara la espuma de leche y rellena la taza a tu gusto.

PASO 7: Decora con canela o incluso con un poco cacao en polvo.

4. Rooibos chai latte

El té chai es uno de los tés más deliciosos y populares del mundo. Se suele hacer con té negro, pero…

¿Qué pasa si no quieres cafeína?

El rooibos chai latte es la alternativa perfecta.

El método que explicamos no incluye espuma de leche, pero puedes hacerla aparte y añadirla después.

Cambia la leche de vaca por leche de coco que aporta una cremosidad y dulzura que combina perfectamente con las especias. El rooibos latte es la alternativa perfecta al té negro, ya que no tiene cafeína. Si añades miel, puede incluso ayudarte a dormir mejor. 

Ingredientes

TÉ: 
– 2-3 gr de té rooibos
– 3 vainas de cardamomo
– 1 ramita de canela
– 1 trocito de jengibre fresco pelado y en rodajas
– 1 vaina de anís estrellado
– Nuez moscada al gusto
– Miel al gusto
LECHE: 
300ml de tu leche preferida
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
8 minutos

Instrucciones 

PASO 1: En una olla pequeña a fuego medio, calienta la leche hasta que empiece a soltar vapor.

PASO 2: Añade los ingredientes excepto la miel.

PASO 3: Apaga el fuego, cubre la olla y deja en infusión unos 8 minutos.

PASO 4: Retira los sólidos y cuela el líquido en una taza.

PASO 5: Añade miel al gusto.

Consejos:

  • Elige tus especias favoritas para que sea más picante o más dulce.
  • Juega también con la cantidad de especias.
  • Puedes usar otro tipo de leche si lo prefieres.
  • Incluso puedes hacerlo sólo con agua y nada de leche.

5. Batido de rooibos y frambuesa

Por último en esta lista, te traemos un té que juntaremos con frambuesa congelada y que convertiremos en un riquísimo batido.

Para esta receta necesitas una batidora de vaso. Si bien no se suele utilizar para preparar tés, es una compra muy recomendable si te gustan los batidos de frutas.

Se trata de una bebida refrescante y muy recomendada.

UTENSILIOS:
– Batidora de vaso
– Tetera y taza de té

Ingredientes

TÉ: 3 gr de té rooibos
FRAMBUESAS: 1 puñado de frambuesas congeladas
EDULCORANTE: Miel al gusto
LECHE: 
1 vaso (250ml) de tu leche con grasa preferida (coco o entera)
TIEMPO DE INFUSIÓN: 
5-12 minutos

Instrucciones

PASO 1: Infusiona el rooibos de forma estándar.

PASO 2: Retira las hojas y espera a que el rooibos se enfríe.

PASO 3: Añade todos los ingredientes a una batidora de vaso y mezcla hasta que quede suave.

Como siempre, recuerda que este no es un consejo médico y le recomendamos que consulte con un profesional.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR