8 Tés que Puedes Tomar para el Dolor de Estómago

De una forma u otra todos hemos sufrido dolor de estómago en algún momento y sabemos lo mal que se pasa.

Puede que por una enfermedad, un alimento en mal estado, estreñimiento, alergia a algún tipo de comida o simplemente los efectos de la comida ultra procesada que llega a nuestras casas.

El caso es que puedes sufrir dolor de estómago después de comer y mientras encuentras la raíz del problema, una taza de té caliente y suave puede aliviar el dolor y reducir el malestar. 

Hay una gran variedad de tipos de té e infusiones que pueden aliviar el estómago pero sólo unas pocas ofrecen un resultado más efectivo.

Si te preguntas qué puedes tomar para el dolor de barriga, sigue leyendo.

Tipos de Tés para Aliviar el Dolor de Estómago

1. Té de jengibre

una taza de té con jengibre

El jengibre es un superalimento con grandes beneficios para tu salud, como mejorar tu sistema inmune contra enfermedades, ayudar con la pérdida de peso o reducir el dolor y la inflamación.

Pero además, la raíz de jengibre tiene una historia de éxito a la hora de tratar problemas digestivos como los vómitos y la náusea, principalmente con las náuseas matutinas en mujeres embarazadas (1, 2).

Tomar una relajante infusión de jengibre no eliminará completamente el dolor de barriga, pero va a frenar la sensación de malestar, mejorando las posibilidades de recuperarte rápido y poder comer sin sentir náuseas.

Si no tienes acceso a jengibre, puedes tomar mezclas que incluyen jengibre entre sus ingredientes, como es el caso del té chai.

Guía Rápida

  • Usa jengibre fresco para absorber más propiedades.
  • Usa agua hirviendo y añade el jengibre picado en trozos muy pequeños. Déjalo infusionar durante al menos 10 minutos.
  • Como el jengibre puede tener un sabor muy fuerte para algunos, prueba a añadir un edulcorante natural como la miel, la stevia natural o sirope de arce.
  • No añadas limón si tu objetivo es calmar el dolor, ya que la acidez no le hará ningún favor a tu estómago.

2. Té verde

Los grandes beneficios del té verde han sido ampliamente investigados por la ciencia.

De hecho, tomar té verde de forma regular es una gran defensa contra los problemas de estómago (3).

La catequina EGCG que se encuentra en el té verde puede aliviar los síntomas de la inflamación y del dolor (4). 

Lo recomendado es tomar 1-2 tazas de té verde cada día para mejorar la digestión. Tomarlo junto a la comida puede evitar el dolor de estómago después de comer.

Sin embargo, tomar más de 2 tazas al días podría causar el efecto contrario y perjudicarte por su contenido en cafeína.

Guía Rápida

  • El agua debe estar a unos 80°C para preparar el té verde.
  • Se debe infusionar durante unos 2 minutos.
  • Si bien puedes usar una bolsa de té, obtendrás mejores resultados usando hojas sueltas. Una cucharada es suficiente.
  • Consume de manera habitual 2 tazas de té verde para recibir todos sus beneficios.

3. Té negro

una taza de té negro con hierbabuena

El té negro está cargado de beneficios y es ideal para aliviar el dolor de estómago de la misma forma que lo hace el té verde. 

Y puede ser especialmente efectivo contra la diarrea (5).

Debido a su proceso de creación, el té negro contiene más taninos que el té verde, que tiene un efecto efecto astringente en el revestimiento de los intestinos.

Si te sientes hinchado, el té negro puede ayudarte a aliviar esa sensación.

Su alto contenido en cafeína hace recomendable limitar la cantidad que debes tomar si tienes dolor de barriga. Puedes encontrar muchas alternativas en esta lista.

Guía Rápida

  • Lleva el agua a ebullición (100°C).
  • Infusiona el agua durante unos 3 minutos (a más tiempo de infusión, más cantidad de taninos pero también de cafeína).
  • Limita la cantidad de té negro que tomas si tienes dolor de barriga.
  • Usa una cucharada de hojas de té negro y combínalo con un edulcorante como la miel para conseguir un efecto mucho más suave que con una bolsa de té negro procesada.

4. Té de Menta (Hierbabuena)

una taza de té de hierbabuena

Los diferentes tipos de menta han formado parte de la medicina alternativa desde hace siglos.

Algunos estudios han demostrado que el simple hecho de oler aceite de hierbabuena puede prevenir la náusea y el vómito (6,7).

Aunque los estudios se centran en el aceite de hierbabuena, las hojas de hierbabuena pueden tener un efecto similar.

Si bien puedes encontrar hojas de hierbabuena en cualquier supermercado, lo mejor es que puedes cultivar tu propia planta en casa de manera muy sencilla.

La infusión de hierbabuena es muy relajante para el estómago y para el sistema digestivo en general.

Debes tener en cuenta que el té de menta puede tener un efecto negativo si tienes problemas de acidez de estómago y de reflujo ácido. 

Guía Rápida

  • Lleva el agua a ebullición (100°C).
  • Usa 2 o 3 cucharadas de hojas frescas recién cortadas.
  • Deja infusionar durante 5-10 minutos.
  • Si usas hojas secas, reduce la cantidad pues estará más concentrado.

5. Té de Regaliz

El regaliz es una raíz peculiar, pues su sabor anisado y agridulce hará que la ames o la odies.

El té de regaliz es útil en casos de gripe, además, ayuda a calmar los dolores en la garganta, producto de los constipados y de la tos excesiva.

El té regaliz tiene propiedades anti-inflamatorias que te ayudan a calmar el dolor de barriga. Por otro lado, los compuestos químicos ayudan a reparar el revestimiento del estómago, mejorando la salud intestinal (8).

Ten en cuenta que consumir raíz de regaliz es peligroso en gran cantidad y durante un periodo de tiempo prolongado y puede acarrear problemas para tu salud (9).

Guía Rápida

  • Lleva agua a ebullición y añade entre 1-5 gramos de raíz de regaliz.
  • No consumir más de 1 taza al día ni durante más de 1 semana seguida.
  • En el caso de consumir durante 1 semana, debes descansar un mínimo de 2 o 3 semanas hasta usarlo de nuevo para evitar posibles problemas.

6. Té de Hinojo

semillas de hinojo

El hinojo es una planta con flores de la familia de la zanahoria y con un aroma similar al anís y al regaliz.

Existen diferentes variedades pero todas cuentan con los mismos excelentes beneficios para tu salud.

Si bien tanto el bulbo como las semillas de hinojo son utilizadas en la cocina, las semillas de hinojo son también excelentes para preparar un té que alivie el dolor de estómago.

Al igual que el regaliz, el hinojo tiene un sabor único que bien amarás o bien odiarás.

Se usaba como medicina por los Romanos y Griegos y en China el té de hinojo se utiliza para tratar la gastroenteritis, la indigestión y las hernias desde hace siglos (10).

Guía Rápida

  • Añadir 2 gramos de semillas de hinojo a una taza con agua hirviendo y dejar infusionar unos 5 minutos.
  • Si quieres una infusión de hinojo más fuerte o prepararla más rápido, aplasta un poco las semillas antes de meterlas en el agua.
  • Puedes también infusionar las hojas de la planta de hinojo en lugar de las semillas también durante 5 minutos.
  • Es naturalmente dulce convirtiéndose en una gran opción si quieres evitar los edulcorantes para tu dolor de barriga.

7. Té de Albahaca

La albahaca morada es también conocida como tulasi y es una planta alabada por sus poderosas propiedades medicinales.

Es principalmente usada para tratar úlceras en el estómago, lo que puede causa graves molestias e interrupciones en el sistema digestivo (11).

Es probablemente la opción menos común pero es una alternativa a considerar si los otros tés no te alivian.

Guía Rápida

  • Al igual que otras infusiones de hierbas, lleva el agua a ebullición y deja infusionar 2 o 3 cucharadas de hojas de albahaca durante 5-6 minutos.

8. Té de Manzanilla

una taza de té de manzanilla

El té de manzanilla se hace con los capullos de las flores de manzanilla.

Conocida en todo el mundo como una bebida calmante y relajante, es uno de los mejores remedios caseros para el dolor abdominal.

Y es que quién no tiene una abuela que soluciona todos los problemas de barriga con una infusión de manzanilla.

El té de manzanilla se usa para relajar los músculos digestivos y tratar problemas como gases, indigestión, mareos, náuseas, vómitos y diarrea (12).

Su efecto anti-inflamatorio es ideal pues puede aliviar síntomas de condiciones como el colon irritable.

Guía Rápida

  • Usaremos una cucharada (2 gr) de hojas secas de manzanilla o una bolsa ya preparada.
  • Puedes optar por el método habitual para este tipo de infusiones y dejar infusionar durante 5 minutos en agua hirviendo.
  • O bien dejar infusionar durante unos minutos más con agua a 80 °C para un sabor más delicado y suave.
  • Es recomendable beberlo lentamente.
  • Lo habitual es encontrarlo en bolsas ya preparadas, pero sucede igual que con todos los productos procesados, que su efecto es inferior al de las hojas orgánicas y naturales.

Cómo Hacer Té para el Dolor de Estómago

Aunque en las claves de cada té puedes comprobar cómo se hace cada uno, vamos a solucionar aquí algunas duda que puedas tener.

Puedes preparar té para el dolor de barriga de 3 formas:

  • Infusionar una planta de té o una infusión con la guía rápida.
  • Puedes usar una mezcla de especias.
  • Usar una base de té verde o té negro y mezclar con el todas las hierbas y especias que necesites.

¿Qué haces con los diferentes tiempos de infusión del té al mezclar plantas?

Las infusiones de raíces y plantas requieren todas más o menos la misma temperatura y tiempo de infusión.

Para mezclar té verde o té negro con plantas y raíces puedes hacer lo siguiente:

  1. Hervir agua.
  2. Poner a infusionar la planta o la raíz durante 3 minutos.
  3. Introducir una cucharada de té junto a las plantas y infusionar durante 2 o 3 minutos más.

¿Se puede infusionar el té más de una vez?

Si, puedes infusionar el té varias veces. Ahora bien, cada infusión requerirá más tiempo que la anterior.