Infusiones para Dormir: ¿Cuáles Son las Mejores?

Seguro que alguna vez no has podido conciliar el sueño y te gustaría tener a mano alguna de estas infusiones para dormir.

Y es que dormir es esencial para el correcto funcionamiento de nuestra vida y además puede ser una actividad muy placentera.

Pero no siempre es así, y hay veces que diferentes problemas como una enfermedad o el estrés impiden que puedas descansar como es debido.

Antes de acudir a las pastillas y otros medicamentos, siempre se suelen buscar remedios naturales para dormir.

Para recuperar el estado natural del sueño, debes buscar infusiones para dormir sin contraindicaciones, que incluyan los máximos beneficios posibles para la salud y si es posible que tengan también un sabor agradable.

Si alguna vez te has preguntado qué plantas sirven para dormir, estás en el sitio adecuado.

un despertador, una taza de café y una tarta delante de una mujer dormida

1. Lavanda

Esta planta luce un llamativo color rosa violáceo y su aroma es muy similar a menta.

El té de lavanda tiene un perfil de sabor dulce, suave y ligero.

Sucumbe al aroma de esta legendario infusión para calmar tus sentidos antes de meterte en la cama.

Una sola taza puede ser suficiente para tranquilizar tu cuerpo y tu mente para conseguir quedarse dormido. 

Investigadores encontraron que los participantes que inhalaron el aroma de la lavanda aumentaron la duración del sueño profundo y de onda lenta (1)

Para maximizar estos beneficios, bebe una taza de té de lavanda antes de acostarte y asegúrate de inhalar el aroma y la fragancia con cada sorbo.

2. Manzanilla

La manzanilla es probablemente la infusión más conocida para dormir.

No solo te ayuda relajarte y dormir mejor, también mejora la salud general con sus muchas propiedades beneficiosas, ayudando a reducir la inflamación y el colesterol, así como aliviar el estrés y la ansiedad.

El té de manzanilla es ideal para las personas que sufren trastornos del sueño, como la apnea del sueño y el insomnio, así como para aquellas personas con problemas para relajarse lo suficiente y quedarse dormidas (2).

Si bien la manzanilla puede ayudar a dormir mejor, la mayoría de estos estudios muestran unos resultados superiores a corto plazo que a largo plazo. 

Por lo que beber una infusión de manzanilla bien caliente con un poco de miel justo dormir no sólo es uno de los placeres de la vida si no que te ayudará a dormir como un tronco.

Además, los efectos calmantes del té de manzanilla pueden ayudar a tratar la depresión y mejorar la calidad del sueño de las mujeres embarazadas (3).

3. Té de Limoncillo

El té de hierba de limón es una ayuda excepcional para dormir que estimula el descanso al inducir la liberación de químicos y hormonas que regulan el sueño.

Tiene un perfil de sabor ligero y aireado con un acabado refrescante y crujiente.

Específicamente, el té de hierba de limón desencadena la liberación de serotonina, una hormona relacionada con la mejora del estado de ánimo y de la felicidad.

Científicos creen que la liberación de serotonina y los efectos sedantes de las hojas de la planta de hierba de limón te ayudan a regular ciclos de sueño, lo que mejora el sueño incluso durante períodos más largos de tiempo (4).

El té de limoncillo o lemongrass es particularmente útil para personas que sufren de inquietud antes de acostarse, ya que sus efectos sedantes reducen el estrés mientras que la serotonina aumenta la sensación de satisfacción.

raíces de valeriana secas sobre una cuchara de madera

4. Valeriana

El té de raíz de valeriana es una mezcla deliciosa con un aroma similar al del aceite de árbol de té y presenta un perfil de sabor terroso y amaderado. 

Un estudio a demostrado que la raíz de valeriana tiene propiedades sedantes leves que alivian el estrés (5).

Para preservar sus poderes calmantes y sedantes, esta infusión relajante debe elaborarse con agua caliente y no con agua hirviendo.

La valeriana es un inductor natural del sueño. Lo es porque inhibe las neuronas encargadas de mantener el estado de vigilia en las personas.

Es importante tener en cuenta que este té puede tener propiedades adictivas, por lo que se recomienda usarlo con moderación y alternar con los otros tés para dormir. 

También puede interactuar con ciertos medicamentos, así que consulta con tu médico antes de usar esta infusión para combatir el insomnio u otras afecciones del sueño.

5. Té de banana

Usar el té de banana para dormir es algo que seguro que te sorprende pero puede ser realmente efectivo para combatir el insomnio.

Se ha descubierto que las personas que sufren de insomnio también suelen tener niveles bajos de magnesio.

Si bien un té de banana de por sí no va a hacerte dormir si lo hará su contenido en magnesio. Los investigadores han determinado que existe una conexión entre el bajo contenido de magnesio y la falta de sueño (6).

Una forma diferente y deliciosa que puedes probar para relajarte y dormir como un bebé.

Cómo Preparar un Té de Banana

Ingredientes:

  • 1 plátano (orgánico) pequeño
  • 3 tazas de agua (se recomienda agua de manantial o filtrada para no alterar el sabor)
  • (Opcional) 1 rama de canela o una pizca de canela en polvo
  • (Opcional) Edulcorante como miel, stevia natural o sirope de ágave
  • Un chorrito de leche (leche de vaca, de almendras o de coco)


Instrucciones:

  1. Enjuaga el plátano, corta los extremos y pélalo.
  2. Coloca todo el plátano incluida la cáscara en una cazuela pequeña y vierte el agua por encima.
  3. Lleva la olla a ebullición.
  4. Retira la olla del fuego y deja remojar el plátano en el agua hirviendo durante 15 minutos.
  5. Cuela el plátano y vierte el concentrado de té en una taza de té.
  6. Puedes agregar la canela, la leche y el edulcorante si así lo deseas.

6. Té de Menta

El fresco sabor del té de menta te ayuda a mejorar el estado de ánimo y te facilita el sueño.

Por si fuera poco, puede ayudarte también a adelgazar.

Se recomienda beber una taza de té de menta antes de acostarse para ayudarte a dormir mejor, sobre todo si te molesta la barriga.

Y es que te ayudará a dormir especialmente si sufres síntomas de indigestión u otro tipo de problemas digestivos (7).

Es también conocido como un té antiestrés y contiene propiedades inflamatorias que relajan los músculos y te relaja.

No olvides respirar su aroma antes de cada sorbo.

una taza de té de hierbabuena

7. Té de Pasiflora

es una planta rica en numerosas sustancias, incluidos flavonoides, fenoles y aceites esenciales, a las que se le atribuye en conjunto su acción sedante.

Se puede utilizar en casos de insomnio y de crisis de ansiedad, ya que disminuye la tensión arterial y el ritmo cardíaco.

Como todos los tés de hierbas, es libre de cafeína, por lo que puedes beberlos en cualquier momento del día sin efectos secundarios.

Una opción es mezclarlo con bálsamo de limón y manzanilla, que te ayuda a equilibrar su sabor y aumentar su efecto como té para dormir.

8. Tila

Es sin duda una de las infusiones más populares y más usadas para calmar los nervios. Se trata de una infusión para dormir hecha con el fruto en forma de flor de algunas de las especies del género tilia.

Pese a ser menos potente que la valeriana, la tila ayuda, en especial, a aquellas personas que sufren problemas para encontrar el sueño o que padecen de insomnio. 

Y eso no es todo, ya que también ayuda a recuperar el apetito y a mejorarnos cuando contraemos un resfriado

La puedes encontrar en cualquier supermercado y puedes mejorar su sabor si la mezclas con algún edulcorante como es la miel.

9. Toronjil

El toronjil es también conocido como hierba melisa, y es una infusión perfecta para aquellas personas con dificultades para dormir. 

Es de hecho, es una bebida muy saludable que, además de mejorar el sueño, ayuda a reducir el estrés, la indigestión, la ansiedad y puede ayudar a curar herpes labial de manera más rápida. 

Puedes combinarla con otras plantas como la valeriana y la manzanilla, para mejorar aún más las propiedades inductoras del sueño.

Si los nervios es la razón por la que no puedes dormir, una infusión para dormir a base de toronjil es lo que necesitas, ya que contribuye al equilibrio del sistema nervioso central. 

10. Té de Rosa

La última de las infusiones para dormir de esta lista puede ser también sorprendente ya que hablamos de la rosa.

Esta infusión, que se hace con pétalos y brotes del rosal, emana un sabor y un placentero aroma floral. Se considera que la planta es un tranquilizante suave.

Se ha descubierto que el té de rosa funciona en el sistema nervioso produciendo un leve efecto hipnótico. ​

Sin ir más lejos, se ha concluido que puede inducir el sueño de una manera comparable a medicamentos como Valium (8).

Cuidado si usas que hayas recogido de tu jardín o de alrededores, ya que pueden haber sido afectados por pesticidas y otros químicos perjudiciales para tu salud.

Puede ser más seguro buscarlas en tiendas especializadas o bien online.